Un blog para difundir la Vida

Un espacio entero dedicado a las maravillas y el poder de la vida, con todos sus milagros y sus secretos, y a cómo protegerla, difundirla y llevar su fuerza a cada uno de nosotros y a nuestras vidas. 

Un blog sobre ser Flora.

Sincronicidades: El globo que creó una amistad.


Hoy os volvemos con otra historia de las siempre llamativas e interesantes sincronicidades que tiene la Vida, y que como os hemos hablado en anteriores post, son mensajes o señales que nos deja la Vida a cada uno de nosotros, y que solo está dentro de ti el poder de escucharlas.


Y es que las Sincronicidades, son esas "casualidades" que escapan de toda lógica y a toda explicación racional; suceden y a veces suceden a lo grande. Hasta tal punto de ser considerados pequeños milagros que llegan para cambiar vidas.


¿Qué probabilidades hay de que conozcas a una persona con tu mismo nombre y con tus mismos gustos a dos horas de donde vives y que se vuelva tu amiga por años, solo con la ayuda de un globo?


Precisamente de eso va la historia de hoy, un día, por cosas de la vida, una chica de 10 años, llamada Laura Buxton, por allá en el 2001, específicamente en junio de ese año. Se encontraba en el 50 aniversario de boda de sus abuelos, así que empujada por su abuelo, ella decidió divertirse con los globos de helio que adornaban la fiesta y movida por la curiosidad o por lo que sea que pasó en ese momento por su mente.


Decidió escribir un mensaje con las instrucciones: "Por favor, devuélvelo a Laura Buxton", junto con su dirección, lo pegó a un globo de color dorado y soltó la combinación para que flotara en el cielo en un día con mucho viento.


Fotografia: Nadezhda Lisenkova


El globo voló y aterrizó a 225 kilómetros de donde Laura lo había soltado, allí un vecino del lugar encontró el globo en un seto contiguo a su propiedad. Estaba a punto de botarlo a la basura cuando vio el nombre de "Laura Buxton" en la nota que estaba en el globo, y cómo sabía que sus vecinos tenían una hija llamada así, entregó el globo en su casa.


Sin embargo, la hija de los vecinos no era la misma Laura Buxton que había enviado el globo desde Staffordshire, sino que se trataba de otra niña que casualmente tenía el mismo nombre y apellido que la autora del mensaje original.


Esta segunda Laura, le escribió a la primera para informarle que su globo había sido encontrado y contarle la inusual coincidencia de que había acabado en las manos de alguien que compartía su mismo nombre.


Las dos niñas se pusieron en contacto por teléfono, y la coincidencia fue lo suficientemente divertida e inofensiva como para que los padres de las niñas se reunieran cara a cara, con lo que descubrieron una serie de similitudes más allá de que las dos niñas compartieran un nombre:


- Las Lauras tenían la misma altura, la misma complexión y el mismo color de ojos.


- Ambas tenían el mismo color de pelo


- Ese día que se reunieron las dos llevaban pantalones vaqueros con jerseys rosas para su encuentro


- Y por si fuera poco, as dos tenían conejos grises, cobayas y labradores negros de tres años como mascotas.


- Y Ambas llevaban a sus cobayas (que eran del mismo color con marcas similares) a su encuentro inicial.


Esta historia llena de "coincidencias" hizo que estas niñas, quienes no solo compartían el mismo nombre, sino que también muchos gustos, juntas crearon una linda amistad, amistad que aún se mantiene, las chicas siguen siendo muy buenas amigas y se reúnen cuando el tiempo y los compromisos se lo permiten.


Fotografia: Oksana Bandyuk


Casualidades, coincidencias, milagros... Sincronicidades... son muchos los nombres.


Están allí, solo tenemos que prestar atención, porque si la primera Laura no hubiera enviado ese globo, no habría conocido a una chica aparentemente muy parecida a ella y tampoco habría encontrado una amiga para toda la vida.


A veces estos mensajes, llegan para salvarnos la vida literalmente, o para salvar la vida de otros, llenándola de amor, de amistad y de complicidad.


La Vida está llena de magia, de pequeños mensajes, de momentos de felicidad que nos recuerdan que estamos vivos, que todos tenemos un propósito y una razón de ser.


En Yo Soy Flora creemos que todos esos sucesos "milagrosos" ocurren más de lo que podemos pensar, y que están allí para enseñarnos, para guiarnos en el maravilloso viaje de vivir y comprender el milagro de La Vida.


Si tú también quieres ser el milagro que cambia la vida de otra mujer, o si quieres ayudarnos en esta misión, no dudes en contactarnos para conocer más información sobre cómo ser donante de óvulos y ser creadora de milagros, ¡Escríbenos por WhatsApp al 657303780!, o puedes visitar nuestra página web, en Yo Soy Flora siempre estamos encantados de resolver todas tus dudas, con el mayor cariño del mundo.


 

#Vida #DefenderALaVida #AyudarElNiñoQueVendrá #LaVidaNoOlvida #LaVidaNoOlvidaQuienLaAyuda #ProtegerALaVida #DifundirLaVida #YoSoyFlora #YoDonoÓvulosParaDinfudirLaVida #BajaNatalidad #BajaNatalidadEspaña #Fertilidad #Infertilidad #MásQueUnaDonante_Flora #Solidariedad #Generosidad #GuardianesDeLaVida #DonaciónDeÓvulos #DonarÓvulos #SerDonanteDeÓvulos #SerDonanteDeÓvulos #DonanteDeÓvulos #DonanteDeVida #DonarVida #HazteDonante #HazteDonanteDeÓvulos #LaLlamadaDeLaVida #ElLlamadoDeLaVida #SerFlora #Yosoyflora_es #Sincronicidades #Sincronia #Coincidencias #Sincronicidad #Amistad #GLobos






4 visualizaciones0 comentarios