Un blog para difundir la Vida

Un espacio entero dedicado a las maravillas y el poder de la vida, con todos sus milagros y sus secretos, y a cómo protegerla, difundirla y llevar su fuerza a cada uno de nosotros y a nuestras vidas. 

Un blog sobre ser Flora.

Cómo preservar la salud ovárica y mejorar la Fertilidad natural.


Fotografía: Sorokina Marina


Los ovarios juegan un papel importante en el sistema reproductivo femenino, ellos contienen muchos folículos cada uno con la capacidad de formar óvulos maduros, los cuales pueden ser fertilizados para posteriormente convertirse en un bebé que estará por nacer. Por lo tanto mantener tus ovarios saludables es muy importante si deseas ser mamá en un futuro, pues unos ovarios sanos secretan las hormonas sexuales esenciales necesarias para la reproducción.


Por eso, hoy trataremos varios temas importantes para cuidar y preservar la salud de los ovarios y que iremos desarrollando a lo largo de todo el artículo:


- ¿Cómo mejorar la fertilidad de manera natural?


- La Alimentación:

1.- ¿Cuáles alimentos elegir?

2.- Seguir una dieta mediterránea.

3.- Una dieta sin gluten ayuda a mejorar la fertilidad.


- Hábitos que mejoran la fertilidad


Salud ovárica

1 .- ¿Cómo conocer el estado de salud ovárica?

2 .- ¿Cómo saber si una mujer está ovulando regularmente?

3. - ¿Existen síntomas de baja reserva ovárica?

4. - ¿Cuáles son tipos de baja reserva y sus tratamientos?


- Calidad más importante que cantidad



¿Qué son los óvulos? Los óvulos u ovocitos, son células femeninas maduras, que se producen en los ovarios y que si no son fecundados, son naturalmente expulsados en cada regla. Estas son las únicas células, junto a los espermatozoides, que son capaces de crear vida.

¿Cómo podemos mejorar la fertilidad de manera natural?


Existen varios factores como las enfermedades de transmisión sexual, la endometriosis, el alcoholismo, las drogas y el tabaco, los ovarios poliquísticos, la contaminación, el estrés laboral y especialmente el peso, pueden afectar de alguna manera a la fertilidad. De acuerdo a la revista autorizada "British Fertility Society" una dieta equilibrada combinada con un estilo de vida adecuado puede promover la concepción y mejorar nuestra fertilidad.


Tener sobrepeso o por el contrario tener un peso bajo, afectan la fertilidad. En el primer caso el exceso de gas hidrógeno en la sangre prolonga el ciclo, haciendo ineficaz la maduración del folículo (para la formación del óvulo que será fecundado). Por otro lado tener un peso bajo, altera la aromatasa, enzima encargada de calibrar el estrógeno (hormona esteroidea femenina presente en los ovarios y la placenta durante la edad reproductiva).


Un peso normal es bueno para facilitar el embarazo y ayuda a proceder de la mejor manera posible. Por supuesto en cuanto a la nutrición debe siempre ser consultada a un profesional de la salud, es decir con un nutricionista o con un dietista. Sin embargo los expertos brindan instrucciones generales sobre alimentos y nutrientes para promover la fertilidad.


Alimentación, un aspecto muy importante para la salud ovárica:


Los expertos a través de estudios, han comprobado que hay una serie de alimentos que favorecen o aumentan la fertilidad en las mujeres, y por esto recomiendan algunos alimentos por sobre otros, dicho esto, entonces...


1.- ¿Cuáles alimentos elegir?


Unos ovarios sanos secretan hormonas sexuales esenciales y necesarias para la reproducción, y para mantener unos ovarios saludables, la alimentación es un aspecto muy importante a tener en cuenta. Por eso algunos alimentos que puedes comenzar a considerar comer, son los siguientes:


  • Alimentos ricos en vitamina A: esta vitamina es extremadamente importante para mantener la salud de los ovarios. La vitamina A hace que los ovarios comiencen el proceso de meiosis, es decir la división celular que ayuda en la producción de los óvulos. Así que puedes incluir en tu dieta alimentos que tengan pequeñas cantidades de vitamina A todos los días, algunos alimentos son las zanahorias, el aceite de hígado de bacalao, col rizada, huevos, leche, calabazas, patatas dulces, espinacas, etc.


  • Alimentos ricos en selenio: el selenio es muy importante para la salud de los ovarios, activa un grupo de enzimas llamadas glutatión peroxidasa que luego funcionan como antioxidantes, por lo tanto ayudan a proteger tus tejidos de cualquier tipo de daño, ya que el daño oxidativo puede aumentar el riesgo de desarrollar mutaciones genéticas que eventualmente pueden conducir al cáncer, como lo es el cáncer de ovarios. Los alimentos como las carnes, empanadas integrales, las nueces de Brasil, los mariscos y los huevos pueden brindarte el selenio que necesitas.


  • Alimentos ricos en vitamina C: brinda protección natural a los ovarios de cualquier enfermedad que pueda afectarlos ya, que la vitamina C ayuda a activar a las células inmunitarias que combaten el cáncer. Necesitarás cantidades adecuadas de vitamina C para fomentar la actividad genética necesaria para el desarrollo del folículo. Puedes intentar agregar fuentes frescas de vitamina C a tu dieta como fresas, brócoli, pimientos rojos, naranjas, limones y más.


Recuerda que por tu salud, siempre es importante consultar con un experto en nutrición antes de cambiar alguna conducta alimenticia.


Fotografía: Barmina Anastasiya


2.- Seguir una dieta mediterránea, también trae beneficios para la Fertilidad:


Como os comentábamos, seguir una dieta sana y equilibrada sin excesivas restricciones, pero con un aporte nutricional adecuado durante al menos seis meses antes de un embarazo planificado aumenta las posibilidades de éxito en un 60-65%.


En este caso, una dieta mediterránea es mejor para aumentar las posibilidades de concebir, por ello es importante introducir en tu menú diario alimentos ricos en omega 3: grasas esenciales preciosas que se encuentran en frutos secos y pescado (salmón), sardinas, caballas, anchoas etc.). Que contribuyen al desarrollo del cerebro y la correcta maduración de los óvulos.


La dieta mediterránea es más que una lista de alimentos es una verdadera forma de vida, según la revista La Sociedad Británica de Fertilidad "Para aumentar la fertilidad es importante prestar atención a los carbohidratos" que se encuentran naturalmente en el pan, la pasta, el arroz y las papas, y estos ayudan a elevar el azúcar en la sangre. Estos niveles de azúcar en sangre son controlados por el páncreas con la liberación de la insulina, y esta aumenta la testosterona, esta hormona masculina también está físicamente presente en las mujeres pero en pequeñas cantidades para no interferir con la concepción.


Esto no significa eliminar por completo los carbohidratos de la dieta, sino simplemente elegir alimentos de bajo índice glucémico como los cereales integrales, incluirlos en las dos primeras comidas del día y combinarlos con productos proteicos como el yogur, la leche, la carne, el pescado etc. Y recordar que en la mesa de la cena no deben faltar la fruta y muchas verduras frescas de temporada en cada comida.


3.- Una dieta sin gluten también ayuda a mejorar la fertilidad:


Hay alguna evidencia que sugiere que seguir una dieta sin gluten puede aumentar la fertilidad. Un estudio encontró que casi el 80 % de las mujeres con infertilidad inexplicable que siguieron una dieta sin gluten durante seis meses tenían más posibilidades de quedar embarazadas.


El estudio analizó datos de más de 18,000 mujeres que participaron en el estudio de Cohorte de Nacimientos de Australia. De esas mujeres, 1.393 seguían una dieta sin gluten. Los investigadores encontraron que las mujeres que seguían una dieta sin gluten tenían un 34% más de probabilidades de concebir que las mujeres que no seguían una dieta sin gluten.


Si bien el estudio no analizó por qué comer sin gluten puede aumentar la fertilidad, los investigadores especulan que puede deberse a que una dieta sin gluten puede ayudar a regular las hormonas.


Otro estudio encontró que las mujeres con endometriosis que siguieron una dieta sin gluten tuvieron una reducción significativa del dolor y un aumento en la calidad de sus óvulos. La endometriosis es una afección en la que el tejido que recubre el útero crece fuera del útero y puede causar infertilidad.


El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada, y cuando se consume, puede dañar el revestimiento del intestino delgado. Este daño puede impedir la absorción de nutrientes, incluidos los nutrientes que aumentan la fertilidad, como el hierro y el ácido fólico.



Por esto, las clínicas de reproducción asistida aconsejan comer sin gluten antes de un tratamiento


Un nuevo estudio ha encontrado que las mujeres que consumen una dieta sin gluten antes de someterse a un tratamiento de fertilización in vitro (FIV) tienen más probabilidades de tener un embarazo exitoso. El estudio, que fue realizado por investigadores de la Universidad de Nottingham en el Reino Unido, analizó datos de más de 3000 mujeres que se habían sometido a un tratamiento de FIV en clínicas de Australia, Europa y América del Norte.


Los investigadores encontraron que las mujeres que consumían una dieta sin gluten antes del tratamiento tenían un 16 % más de probabilidades de tener un embarazo exitoso que las que no lo hacían. También encontraron que las mujeres que consumían una dieta sin gluten tenían un 21 % más de probabilidades de tener un bebé que naciera sin anomalías congénitas.


La autora principal del estudio, la Dra. Emma Stirling, dijo que los hallazgos "respaldan la hipótesis de que las personas sensibles al gluten pueden tener un mayor riesgo de falla de implantación y pérdida temprana del embarazo".


Hábitos que mejoran la fertilidad


La fertilidad es un regalo que debe ser preservado y cuidado siempre, pero no solo podemos cuidarla cambiando nuestros hábitos alimenticios, también es importante acompañar el cuidado del cuerpo, con el cuidado de la mente, y aquí os dejamos algunos consejos:


  • Evita el Alcohol: las bebidas alcohólicas pueden interferir con el funcionamiento normal Hipófisis hipotálamo y ovarios (glándulas endocrinas que regulan el ciclo menstrual la ovulación y durante el embarazo).


  • Nada de cigarrillo: este es otro mal hábito del que hay que deshacerse, de hecho esta parece ser la causa de la infertilidad en el 13% de las mujeres buscan el embarazo. Fumar es una mezcla de sustancias tóxicas, la nicotina es absorbida por los tejidos del tracto reproductivo femenino lo que provoca cambios hormonales que dificultan la fertilización y un rápido agotamiento de la reserva ovárica que toda mujer tiene desde su nacimiento. Por lo tanto dejar de fumar es crucial para las parejas que esperan tener hijos.


  • El ejercicio aeróbico regular también puede estimular la fertilidad, tanto nadar, como caminar a paso ligero al aire libre. Si es posible es mejor evitar conducir al trabajo y preferir andar en bicicleta, o caminar un poco todos los días.


  • Relajate: Tomar una clase de yoga o pilates puede ser beneficioso, por ejemplo eliminando el estrés relacionado con el trabajo y los problemas cotidianos. Las técnicas orientales de respiración y meditación son verdaderos elixires para la mente y cuerpo. Cualquier persona que busque un embarazo también debe evitar la actividad física extenuante y el trabajo por turnos con un ritmo agotador, pues hay estudios que comprueban que las mujeres al someterse a trabajos agotadores o que alteran sus ciclos del sueño, afecta directamente en su fertilidad porque provoca alteraciones en sus ciclos menstruales.


Salud Ovárica


1.- ¿Cómo conocer el estado de salud ovárica?


Los trastornos de la ovulación son uno de los diagnósticos de fertilidad más comunes y suelen ser fáciles de tratar. Los ovarios femeninos cumplen dos funciones clave: producen un óvulo maduro cada mes que puede usarse para la fertilización (ovulación) y proporcionan estrógeno y progesterona que son esenciales para las mujeres, para establecer y mantener el embarazo.


Las hormonas son "mensajeros químicos" que afectan a un órgano celular determinado o a una función del cuerpo. Las hormonas regulan funciones vitales como el crecimiento, el metabolismo, la función sexual y la reproducción. Hasta el 20% de las parejas infértiles son diagnosticadas con trastornos de la ovulación: dependiendo de la edad de la mujer el 90% de las mujeres pueden ovular y la mayoría quedará embarazada.


Fotografía: Barmina Anastasiya